El espejo inteligente identifica las prendas que se introducen en el vestuario (por código de barras o RFID) y muestra tamaños y colores disponibles, así como recomendaciones categorizadas para completar el aspecto. El cliente puede solicitar otros tamaños y colores de las prendas con las que ha entrado en el vestuario y también de cualquiera de las recomendaciones que recibe.

IoT acelera su ritmo de crecimiento en todos los sectores