Bershka ha viajado al futuro antes que todos nosotros, subiéndose al carro de la digitalización de sus tiendas. La pionera ha sido la de Cremona en Italia, que se ha convertido en todo un ejemplo de tecnología avanzada al servicio de la industria. Entrar en Bershka será, muy pronto, como colarse en el interior del mismísimo Instagram. Adiós colas, adiós cargar la ropa y adiós esperar en el probador: así compraremos muy pronto todos.

https://www.trendencias.com/marcas/bershka-pega-salto-al-futuro-adios-a-colas-cargados-ropa-hola-a-espejos-interactivos